FRECUENCIA INFORMATIVA

«La caída de Evergrande, lo que no estamos viendo»

Print Friendly, PDF & Email

Por Ismael Hernández:

El mercado financiero internacional inició la semana pasada con números rojos después de que la empresa inmobiliaria más grande de China Evergrande anunciara problemas de liquidez para enfrentar sus compromisos de deuda. El viernes la empresa incumplió un primer pago de su gigantesca deuda que ha seguido generando incertidumbre en los mercados financieros. La inmobiliaria cuenta con una deuda que supera los $300,000 millones de dólares, que representa el 2% del PIB chino y más del 20% de la economía mexicana. Para darnos una idea de la magnitud del problema, la deuda de Evergrande es tres veces mayor a la de Pemex, que es la empresa petrolera más endeudada de todo el mundo y se encuentra en constantes problemas financieros.

En medio de toda la incertidumbre generada, el peso mexicano fue una de las monedas más golpeadas depreciándose un 5% debido a la tendencia de los inversionistas de refugiarse en el dólar. Además de todo lo ya comentado por analistas financieros existen tres puntos que requieren de un análisis más detallado.

A pesar de que el problema es serio, está relativamente contenido pues la mayor parte de la deuda fue contratada en China, y el riesgo de contagio a los mercados internacionales está mitigado. La deuda no ha sido cubierta hasta el momento, pero la intervención desde el gobierno en Beijing es eminente, ya que la caída del gigante inmobiliario pondría en jaque el modelo económico chino y pondría en duda su objetivo de expansión fuera de sus fronteras. Recordemos que la economía china está controlada a nivel central, por lo que el Partido Comunista desde el gobierno cuenta con todas las herramientas necesarias para intervenir cuando lo juzgue necesario.

Por otro lado, Evergrande cuenta con 200,000 empleados y genera casi cuatro millones de empleos indirectos con 1,300 proyectos en 280 ciudades, por lo que las consecuencias estarán en los sectores ligados a la operación de la empresa. China es el desarrollador inmobiliario más grande del mundo donde la industria de bienes raíces representan al menos el 15% de la economía del país, lo que lo convierte en el mayor demandante de materia prima para la construcción. Evergrande, al ser el mayor jugador en la industria y presentar problemas financieros, tiene un impacto negativo en la cantidad demandada de materia prima para la construcción, por lo que se espera que genere un efecto transitorio de exceso de oferta en este mercado. Lo anterior genera que los precios de materiales de construcción como el acero, que en lo que va del año ha mostrado un incremento del 66%, mostrarán una tendencia a la baja a nivel global teniendo un impacto no financiero en la economía real.

China ha mantenido por muchos años un crecimiento sostenido por encima del 6% del PIB que le resultó relativamente sencillo debido a los niveles alarmantes de pobreza de su población. Cuando se comienza desde muy abajo es relativamente más fácil crecer. La crisis de Evergrande es una señal temprana que nos muestra que China está alcanzando un nivel de crecimiento donde comienza a mostrar problemas de escala y enfrentando los efectos inevitables de rendimientos marginales decrecientes. Comenzaremos a ver como a la economía china le será más complicado crecer, por lo que pudiéramos observar niveles de crecimiento cada vez menores.


ISMAEL HERNÁNDEZ
FACEBOOK
INSTAGRAM

 

Te recomendamos