FRECUENCIA INFORMATIVA

Presentan Hechas de letras, una antología de escritoras en Morelia

Print Friendly, PDF & Email

Había una energía especial ese martes por la tarde. Ríos de gente recorrían los stands de la Feria Internacional del Libro de Morelia curioseando entre los títulos y adquiriendo algunos ejemplares que ahora serían parte de su biblioteca personal. En el centro del lugar, frente al escenario de presentaciones editoriales se comenzaba a formar una fila de mujeres de todas las edades, visiblemente emocionadas y tal vez, un poquito nerviosas.

La ocasión, la presentación de “Hechas de letras”, una hermosa antología de escritoras en Morelia que vio la luz gracias a la alianza entre La Colectiva Tait y la Secretaría de Cultura de Morelia bajo el objetivo de visibilizar las letras que se están creando en la capital michoacana.

Y es que la literatura no siempre fue un espacio abierto para las mujeres; por el contrario, por muchos años constituyó un ámbito inaccesible a la creatividad femenina y que, como muchas otras esperas, ha significado un territorio a conquistar en la lucha de los derechos de las mujeres.

“Por esta razón, ‘Hechas de letras’ significa mucho más que una publicación. Es una respuesta institucional a través de la cual se pretende contribuir al posicionamiento de las mujeres en la literatura, subsanar un pasado histórico que dejó años de rezago editorial por razón de género, y abrir nuevos espacios para las escritoras morelianas”, se puede leer en el prólogo escrito por Fátima Chávez Alcaráz, secretaria de Cultura de Morelia. 

Fue el pasado mes de febrero que La Colectiva Tait y la Secretaría de Cultura de Morelia anunciaron la convocatoria para la edición del libro “Hechas de letras. Antología de escritoras en Morelia Volumen I y II”, proyecto editorial con el objetivo de visibilizar la obra creativa de las mujeres morelianas en los géneros de narrativa y poesía.  El tiraje de 500 ejemplares.

La cita en la Feria Internacional del Libro de Morelia fue para compartir con el público este gran logro y que las escritoras seleccionadas pudieran ser parte del lanzamiento de sus letras al mundo.

“Este proyecto representa para nosotras muchísimas cosas. No fue un concurso, sino una convocatoria y demuestra que las mujeres están escribiendo, con o sin cuarto propio. Porque este libro no provocó que escribieran, sino que mostró lo que escriben”, compartió durante la presentación Mara Rahab, miembro de la Colectiva Tait.

Tejido de voces

Las antologías son una oportunidad de reunir textos de personas que quizá no se encontrarían de otra manera. Las coloca juntas, las integra. Tejen entre textos autónomos, un texto más amplio.

Las obras seleccionadas forman parte de la Colección Tait, proyecto editorial independiente que aspira a crear, a través de la palabra escrita por mujeres, un tejido de lectoras y lectores, un entramado de experiencias comunes que identifiquen y representen el momento actual que las mujeres viven.

¿Pero qué es Tait? Tait, tejiendo la palabra de mujeres en Michoacán es una colección dependiente y autogestiva. Sabiendo que la palabra es un agente de transformación, publica obra creativa de mujeres en Michoacán, determinada a construir vías que entrelacen a lectores y autoras. Tait, diosa egipcia del tejido, da nombre y guía a esta iniciativa que apuesta por la comunidad, el respeto y la subversión del canon.

Conformada por Mara Rahab Bautista, Sandra Aguilera, Nektli Rojas e Ivonne Solano, Colectiva Tait quiere tejer lazos entre esos textos tejidos por manos de mujeres para que cumplan la función para la que fueron creados. Apuesta por creear una comunidad de escritoras, lectoras y lectores.

“(En la secretaría) Queríamos darles voz a las mujeres escritoras y visibilizarlas y resulta que la Colectiva Tait tenía el mismo objetivo, así que me pareció maravilloso que pudiéramos unir esfuerzos y abrir esta convocatoria”, compartió Fátima Chávez, secretaria de Cultura de Morelia. 

Así, los dos volúmenes, divididos en Narrativa y Poesía, son la  primera edición de la Secretaría de Cultura de Morelia, proyecto editorial que se espera continúe trabajando como plataforma para las plumas locales.

“Es una publicación que va a quedar siempre en mi memoria, es algo histórico por ser la primera y me da gusto haberlo hecho con estas mujeres que admiro, porque siempre están proponiendo y trabajando en la difusión cultural. Espero que este libro llegue a muchas manos y que sea una herramienta para seguir difundiendo la lectura”, agregó Fátima Chávez.

Talento moreliano

Cabe destacar que, para responder a la convocatoria, no había límite de edad ni temas preseleccionados, por lo que las antologías dan una amplia visión a los lectores de los temas que llaman la atención de las escritoras morelianas.

Tras la recepción de textos, fueron seis las juezas encomendadas para revisar y seleccionar. En Narrativa las juradas fueron Adriana Sáenz, Cristina Liceaga y Karla Cerriteño. Asimism, en Poesía participaron Jacinta Ceballos, Sandra Lorenzano y Victoria Equihua.

“La verdad es que fue un trabajo sumamente complicado porque hay muchísimo talento. Hacíamos reuniones virtuales concluimos en que era mejor incluirlas a todas, porque todas tenían un gran nivel (…) los textos generan una amplia gama de sensaciones, todos los poemas eran profundos e intensos”, explicó durante la presentación de las antologías Jacinta Ceballos, jurada en poesía.  

Por su parte Karla Chávez, jurada en narrativa, destacó que cada relato tenía muchísimo que contar a pesar de que hubiera sido escrito con brevedad, una prueba del talento que hay entre las escritoras de la ciudad.

“Es de suma importancia darle apertura y espacio a los textos que se están generando, sobre todo para reflexionar acerca de los temas vigentes a través de la literatura”.

Daniela Dassana Hernández, joven seleccionada en la Antología de Poesía, compartió la gran experiencia que para ella resultaba ser parte de “Hechas de letras” con su texto “Dudas existenciales de una crisis en la medianoche”.

“Es tan importante que las mujeres cisgenero que tengan voz, que se nos visualice en espacios como estos. Este texto lo escribí a mis 15 años cuando comencé mi transición y estaba atravesando una crisis de identidad”.

Te recomendamos